La Gran Muralla China 0

Jul14

La construcción de la Gran Muralla China fue ordenada por el Emperador Qin, durante la dinastía del mismo nombre, para defender a su reino contra las tribus nómades merodeadoras; y continuó a través de las sucesivas dinastías chinas. La parte de la muralla que permanece hasta hoy, formaba parte de la Ruta de la Seda y fue construída durante la Dinastía Ming. Se extiende por unos 6.350 kilómetros.

A través de los siglos, los ejércitos se acuartelaron a lo largo de la muralla para advertir cuanto antes sobre una invasión y proveer una primera línea de defensa. Contrario a lo que puede creerse, su propósito no era tanto el de impedir la entrada a China de las tribus nómades del norte y los manchúes, sino el de evitar que robaran propiedades y escaparan de China.

Después de la formación de la Dinastía Qing, la muralla no tuvo ningún uso funcional, ya que el país se encontraba entonces gobernado por la misma gente a la cual se quería mantener alejada con la constucción del muro. Entonces, se convirtió en una fuente de materiales de construcción para las aldeas y pueblos cercanos, que contribuyeron a su deterioro y destrucción.

Para su realización se utilizaba a esclavos y reclutas como mano de obra, en los primeros relatos de jesuitas que visitaron el lugar, se habla de lo cruel y despiadado del trato a los esclavos. Los historiadores hacen referencia a grabados en los que se describen a grupos de obreros llevando las piedras en los hombros y a carretas de burros arrastrando pesadas cargas.

Se dice que la quinta parte de la población china contribuyó en diferentes épocas en la construcción de la Gran Muralla y que muchos de los cuerpos de los obreros que murieron, añaden documentos históricos, sirvieron para amortizar el peso de las piedras.

La Gran Muralla, que atraviesa montañas y ríos, sigue siendo una de las grandes maravillas del mundo y muchas de las piedras que se emplearon en su construcción miden más de dos metros y sobrepasan la tonelada de peso.

La parte más famosa de la Gran Muralla, que se encuentra cerca de Beijing, en la localidad conocida como Badaling, fue construida en 1381, durante el reinado del emperador Hongwu, de la dinastía imperial Ming (1368-1644), la sección de Jiumenkou tiene 1 704 metros de longitud y ha sido reparada y restaurada muchas veces.

El muro tiene una altura de siete a ocho metros, llegando a diez en algunos puntos con una anchura de siete metros en la base y seis en la cresta, los pisos eran a base de una mezcla de piedra y un mortero compactados con rodillos hechos con troncos de árbol en cuatro o seis capas.

Se ponían torres a unas distancias regulares según la inclinación del terreno, estas tenían unas terrazas para hacerse señales ópticas de una a otra, los pisos se pavimentaron y tenían muy buena circulación, también evitaron las escaleras y pusieron rampas, lo que nos dice que se utilizaba como vía de comunicación.

El motivo principal de la construcción de la Muralla China fue para defenderse de los ataques nómadas de los pueblos del norte y fue utilizada para trasladar personas y armamentos a gran velocidad de un lado a otro, también se transportaron caravanas que iban desde las ciudades chinas hasta el golfo pérsico y desde aquí a los puertos del mediterráneo oriental, de esta manera tenían acceso a los mercados europeos.

La parte visitada por los turistas está preservada e incluso algunos trayectos se han reconstruido. Pero debido también a su gran tamaño la mayor parte está descuidada y sirve de fuente de piedras para construcción de casas, para espacio de juego y hasta graffitis. Existe una Asociación Gran Muralla China cuyo fin es preservar este monumento de enormes proporciones.

 
Franchises Alimentaires

Franchises Automobiles

Franchises Bâtiment
Beauté et santé

Franchises Coiffure

Franchises Comptabilité

Escribe tu comentario

* campos obligatorios

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies Mas informacion Aceptar