Parque Nacional Volcán Barú 0

Sep12

Ubicado en la provincia de Chiriquí, el Parque Nacional Volcán Barú es la única reserva natural en Panamá que tiene características volcánicas, además de una impresionante riqueza natural.

Localizado en la cordillera de Talamanca de más de 3.400 metros de altura en la provincia de Chiriquí, en Panamá, el Parque Nacional Volcán Barú en sus 14 mil hectáreas, nos ofrece increíbles paisajes para admirar, donde sus cráteres inactivos en la actualidad forman parte de sus atractivos y en días despejados también podremos apreciar ambos litorales.

En este maravilloso lugar natural, al igual que otros tantos que posee Panamá para hacer turismo ecológico y de aventura, podremos acampar, pescar, escalar, cabalgar, trekking, observar los diferentes habitats a distintas alturas, hacer safari fotográfico, entre otras actividades. El viajero debe tener presente que el ascenso a la cumbre es muy empinado, pero no es necesario poseer un equipo especial ni ser alpinista, sólo tener fuertes piernas y deseos de concretar el desafió que nos presenta la naturaleza panameña.

¿Cómo llegar?

Para visitar el Parque Nacional Volcán Barú desde la Ciudad de Panamá, vía aérea en una hora o por carretera en seis horas hasta la Ciudad de David, desde aquí por carretera hasta el centro poblado de Boquete a 40 kilómetros en 25 minutos, para visitar la cima del Volcán Barú y los diversos senderos de acceso al Parque.

Servicios Turísticos

En la Ciudad de David encontrará la comodidad de alquilar un auto, según su gusto y comodidad para trasladarse rápidamente hasta la ciudad de Boquete. Por ser Boquete uno de los destinos turísticos más importante del país y por encontrarse muy próximo al Parque, cuenta con una diversidad de alojamientos, de guías, de restaurantes, sistema telefónico, bancos, información turística y servicio de transporte.

¿Qué hacer y donde ir?

En el Parque Nacional Volcán Barú (3,475 metros, punto más alto del país), el visitante tiene múltiples formas de pasar agradables jornadas con la naturaleza en senderos como La Nevera, El Quetzal (Cerro Punta-Boquete) donde se recorre la exuberancia del bosque húmedo tropical con especies de árboles gigantes. El ascenso al Volcán Barú constituye una oportunidad de convivir en un escenario que evocan los orígenes del Continente Americano, en un trayecto de 4 horas a pie o en 30 minutos en un auto 4×4 (todo terreno) sobre un camino escabroso. En su recorrido tendrá la oportunidad de observar formaciones de lava y un sinnúmero de evidencia volcánica producto de su última erupción. Ya en la cima, con un buen tiempo se puede ver los océanos Atlántico y Pacífico. También puede recorrer los senderos que accesan los diferentes cráteres del Volcán Barú y tener la oportunidad de observar especies de aves únicas en este lugar. Las temperaturas en la cima del Volcán Barú pueden descender hasta 20C. En caudalosos ríos como el Chiriquí Viejo, que atraviesa el paisaje agrícola de Boquete, se practica el rafting o canotaje. Lugares como el Paso del Respingo es perfecto para la observación de aves, especialmente el Quetzal (phraromachrus Mocino) y el Tucán (ramphastos Swainsonii), o para encontrar hermosas orquídeas, helechos y musgos. Después de un día de recorridos y convivencia con la naturaleza puede tomarse un aromático café en Boquete mientras descansa y disfruta del clima y acogedor paisaje de Boquete.

Cerrajería
Cocinas
Colchones
Constructoras
Consultoría

Escribe tu comentario

* campos obligatorios

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies Mas informacion Aceptar