Estatua de Zeus en Olimpia 0

Jul17

La estatua de Zeus en Olimpia fue una escultura crisoelefantina elaborada por el famoso escultor clásico Fidias sobre el 432 a. C., en lo que actualmente se conoce como Olimpia, Grecia, y forma parte de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

Estaba realizada en marfil y oro, es decir que era criselefantina, y tenía una altura de 12 metros. La figura representaba al Dios Zeus sentado portando, en su mano izquierda, su cetro de poder con el que regía los designios de su pueblo.

Estaba situada dentro del santuario de Olimpia dedicado al dios Zeus, uno de los mayors de toda la antigüedad. Según cuenta la leyenda, la estatua sentado rozaba el techo del templo y daba la impresión de que cuando el Dios se levantara rompería el techo.

No hay imágenes fidedignas de esta estatua, pero sí hay reproducciones hechas en medallas conmemorativas acuñadas en Elis en la época de Adriano (quien reinó siglos después de la construcción de la estatua). Lo más importante de la creación de esta estatua reside en que, a partir de la visión de Fidias, se fijó la idea de lo que el dios debía ser.

Cuenta la leyenda que cuando Fidias terminó de construir la estatua, le pidió a Zeus una señal de aprobación de su obra. El dios respondió enviando un rayo a los pies del escultor dejando una grieta en el suelo que, durante años, sería protegida con una urna. A diferencia de algunas de las Maravillas del Mundo Antiguo, esta perduraría durante unos mil años. No se sabe bien cuál fue el final de esta estatua. Hay quienes afirman que fue destruida durante los terremotos del siglo VI d.c., otros aseguran que fue destruido durante el incendo provocado por los fanáticos cristianos durante el reinado del emperador bizantino Teodosio II (siglo V d.c) y otros, entre ellos Cedrenus, cuentan que la estatua sobrevivió a dicho incendio y fue rescatada por el coleccionista Lauso de Constantinopla. Esto fue lo último que se supo de la Estatua de Zeus

 
Aire Acondicionado
Aislamiento Acústico
Aislamientos
Albañiles
Arquitectos

Escribe tu comentario

* campos obligatorios

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies Mas informacion Aceptar