Cataratas del Iguazú 0

Aug24

Las cataratas del Iguazú se localizan en la provincia de Misiones, en el Parque Nacional Iguazú, Argentina, y en el Parque Nacional do Iguaçu del estado de Paraná, Brasil; asimismo, están próximas a la frontera entre Paraguay y Argentina (a solo 13,8 km en línea recta).

Estas cataratas están formadas por 275 saltos de hasta 80 m de altura, alimentados por el caudal del río Iguazú. Se pueden realizar paseos en lancha bajo los saltos y caminatas por senderos apreciando algunos animales de la selva subtropical. La garganta del Diablo, al ser el salto más alto (80 m) y el de mayor caudal, es un espectáculo aparte, que se puede disfrutar en toda su majestuosidad desde solo 50 m, recorriendo las pasarelas que parten desde Puerto Canoas, al que se llega utilizando el servicio de trenes ecológicos. Por este salto pasa la frontera entre ambos países.

Quienes han visitado el Parque Nacional Iguazú en varias oportunidades, y durante diferentes épocas del año, coinciden en una apreciación: “las cataratas siempre te sorprenden”.

Sin embargo, aquella afirmación cobra un nuevo y superior significado entre quienes tienen la suerte de poder disfrutar de la “experiencia cataratas” durante una época en que la selva estalla en un sinfín de colores y de aromas .

El impulso de la primavera expone la versión más vigorosa y colorida de la extraordinaria Selva Paranaense, que cuenta con más de 90 especies de flora arbórea y que esconde tras sus ramas 275 maravillosas cascadas.

Resulta una experiencia impactante recorrer las pasarelas, los senderos del Parque y toparse con el rojo intenso que aportan los recién florecidos Ceibos (cuya flor fue declarada “flor nacional argentina”); el sutil amarillo de los Perobá ó el tono cobrizo de los únicos Cupay que podemos encontrar en Argentina.

Pero no sólo la vegetación nos sorprende con su radiante colorido, la primavera también nos deslumbra con las infinitas mariposas que exhiben todo el esplendor de su impredecible vuelo; con el hipnótico aleteo de los colibríes que liban las flores más hermosas, ó con la simpática compañía de los tucanes multicolor.

No caben dudas, la primavera viste al Parque Nacional Iguazú con su más exuberante traje y nos invita a una fiesta llena de vida en donde somos sorprendidos, no sólo por cataratas de agua, sino también por una inesperada catarata de colores.

Las Cataratas del Iguazú son, en cada visita, una experiencia singular e irrepetible.

Publicidad
Puertas
PVC
Quiniela
Regalos

Escribe tu comentario

* campos obligatorios

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies Mas informacion Aceptar